Felices…si podéis.

Hay diferencias entre la gente feliz y la gente que hace creer que es feliz. De hecho la gente feliz no necesita mostrar nada. Ya lo es. Si eres feliz para qué tienes que forzar. Las cosas salen naturales. Eso que se llama la sonrisa genuina (de Duchenne). Al contrario de lo que podáis pensar a mi esa gente me despierta cierta alegría. Poca esperanza porque esos términos no los manejo pero sí que me gusta ver gente que es feliz, que las cosas le salen bien y que en general tiene una buena vida. La conozca o no.

Otra cosa es estos exhibicionistas de sus vidas que pretenden hacer creer al resto que son felices. Y no contentos con esta apología de su felicidad ficticia (sonrisa forzada, redes sociales) pretenden inculcar a todo el mundo la obligación de ser felices. Como si fuese fácil o como si su mentira tuviese que ser comprada de manera global por todo el mundo.
Aquí está la clave del asunto. Una persona puede ser feliz e intentar que las demás lo sean, loable. Pero debe entender que las circunstancias personales de cada persona son diferentes. Incluso que la idea de felicidad no será igual. Esto que parece sencillo de entender me parece uno de los grandes errores de la actualidad. El poco respeto por el sufrimiento ajeno. Y ya no estoy pidiendo que se pueda entender, comprender o empatizar con el dolor de otras personas. Sólo digo que se respete que hay persona que intentando ser felices, que queriendo serlo, no lo consiguen. Hay que ayudar pero nunca juzgar o, mucho menos, culpar.
Anuncios

Acerca de Álvaro Saval

Blog personal https://alvarosaval.com/ Canal de psicología: https://www.youtube.com/user/AlvaroSaval

Publicado el 29 marzo, 2016 en Crecimiento personal, La Mierda, Uncategorized y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. Álvaro! Me gustó la reflexión y el vídeo que escogiste. Justamente el otro día estuve hablando de algo parecido con mi hermano. En concreto comentábamos como en los perfiles de muchas personas en las redes sociales parecen extremadamente atractivas físicamente y siempre rodeadas de amigos y con vidas “de película”. Los errores, las imperfecciones y en definitiva, la realidad del día a día de cada persona no suelen publicarse. Supongo que esto con el paso del tiempo se ha ido retroalimentando y al parecer la naturalidad no debe dar “tantos likes” como la creación de un perfil ficticio de perfección y felicidad 24/7.

    Aprovecho mi comentario para felicitarte por tu canal de youtube, tu blog y tu página de Facebook. Me gusta como planteas los temas, como comunicas y en particular tu espíritu crítico.

    Soy una estudiante de psicología de 4º año de la Universidad de Valencia y profesionales como tú me dais fuerzas para llegar a ser la psicóloga que aspiro a ser. Gracias!

    Me gusta

  2. Muy bueno. La moda de solo sentir felicidad es peor que fumar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: