Dios está entre nosotros.

No he visto la luz. Ni he encontrado una revelación. Nada de eso. Mantengo la idea de que dios existe en la medida en que la humanidad lo crea (cada persona de una forma). Pero no venía aquí a hablar de religiones o sectas. Venía a hablar de otros seres superiores que habitan entre nosotros. No, esto tampoco es un blog de optimismo irracional y pensamiento mágico. Así que no voy a decir que cualquier persona es maravillosa, es ese ser superior y puede provocar un cambio mundial que haga que mañana toda la gente tenga un motivo para sonreír. Hablo de seres superiores de verdad. Tampoco de cuarto milenio.

Me gustan las ratas de laboratorio. Están ahí moviéndose en una aparente libertad. Probando de un bebedero o del otro que lleva droga. Comiendo unas cosas u otras menos sanas. Corriendo entre todos sus juguetes con otras ratas o estando solas sin nada que hacer. Desde fuera se les monitoriza y controla la actividad. Tienen un teórico dios más allá de los límites de su “mundo”. Desde ahí se controla todo. Aunque entiendo que las ratas, dentro, tienen sensación de control. De libertad. De “estoy bebiendo de donde me apatece” y “ahora juego, ahora me pongo a dormir”.

Niego la existencia de un ser superior que nos esté controlando. Más que nada porque sería un experimento demasiado largo salvo que el objetivo sea ver cuando nos autodestruimos como especie. Claro que…no sería auto si existiese el control externo del ser superior que podría estar forzándonos de manera sutil a ella con el cambio climático y esas cosas que controlaría desde fuera. Bueno, que no. Que no hay control externo. El control es interno. En este mundo de ratas de laboratorio, han metido gatos. O leones. O una especie nueva omnívora que se come la comida de las ratas y luego a las propias ratas. Suelen refugiarse detrás de instituciones, de personajes siniestros que mantienen grandes sueldos del dinero público mientras instan a rebajar el gasto público en cualquier cosa que nos les toque a ellos. Pero esta gentuza, son mercenarios. El poder, los seres supremos están un poquito más allá. Por boca de sus mercenarios emiten esos sondeos a la población de “bajar salarios”, “no habrá pensiones”, “hay que trabajar más por menos”…y como la gente sonríe y se lo toma de buena gana pues van haciendo. Impunidad total.

Luego aquí las ratitas peleamos por una bandera, por dos, por seis, por la lengua, por tweets, por ha dicho tal, ha dicho cual, roban más, roban menos…

El cambio que pregonan todos los partidos es que siga todo igual.

Anuncios

Acerca de Álvaro Saval

Blog personal https://alvarosaval.com/ Canal de psicología: https://www.youtube.com/user/AlvaroSaval

Publicado el 24 junio, 2015 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: