Feliz año personas tóxicas.

De todos los términos que la industria de la autoayuda ha generado e instalado en el lenguaje común de nuestra sociedad “tóxica” me parece de los más reseñables. Para la autoayuda cualquier persona puede conseguir cualquier cosa en cualquier momento con desearlo y esforzarse. Es por tanto deducible que una persona con problemas los tiene porque quiere tenerlos. O, al menos, no quiere no tenerlos. Llamar tóxico a alguien con carácter de continuidad me parece bastante representantivo de lo que supone la autoayuda. La carencia total de empatía con cualquier sufrimiento ajeno.

Me hice psicólogo con la intención de aliviar (ayudar) el dolor o los problemas de otras personas. Nunca con la pretensión de negar el sufrimiento. Antes de etiquetar a alguien sobre su nivel de toxicidad deberíamos plantearnos las situaciones, los motivos que le han llevado a ser así. Las personas cambian según las circunstancias de su vida. No todo es ponerse camisetas y pintar paredes con mensajes sobre la inexistencia de lo imposible o no tener límites.

Entender esa “toxicidad” de alguien no quiere decir justificar ni tolerar, quiere decir intentar entender. Evidentemente hay cosas, actitudes de ciertas personas, o personas en su totalidad que no hacen bien en nuestra vida. O que hacen mal. Podríamos decir que en ciertas dosis, en ciertos ambientes y con ciertos niveles de aplicación hay gente que nos puede resultar tóxica. Intentar ayudarle o alejarse deben ser nuestros objetivos. Tampoco hace falta insultar. Y menos catalogar de “persona tóxica” para toda la eternidad.

Mi felicitación de año va para mi “gente tóxica” particular. La que siempre está diciendo gilipolleces sobre “la crisis ya ha pasado”, “somos los mejores” y “todo está de puta madre”. Os deseo feliz año porque vuestra egoísta felicidad es la única asequible.

Para las personas normales que os preocupáis del dolor ajeno y no solamente de vuestros granos en el culo espero que el año traiga oportunidades y contextos para que lo disfrutéis lo máximo que podáis. Recordad que entre goce y goce hay que intentar mejorar un poco el año del resto. 🙂

Anuncios

Acerca de Álvaro Saval

Blog personal https://alvarosaval.com/ Canal de psicología: https://www.youtube.com/user/AlvaroSaval

Publicado el 5 enero, 2015 en Psicología y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Toda la razón!! El concepto de persona tóxica siempre me ha parecido denigrante, etiquetador e insensible. Gran entrada!!

    Le gusta a 1 persona

  2. A mi me gusta el término tóxico.

    Creo que todos hemos podido ser tóxicos alguna vez. Así que en ese caso nos estaríamos “insultando” a nosotros mismos. O yo a mi misma, imagino.

    Eso de “tóxico” hace que me venga a la cabeza gente que conocemos que: están en nuestras vidas “jodiéndonos” y no soportamos (ejemplo, quejicas, envidiosos…), gente a la que estamos enganchados que nos hacen más mal que bien… (no sé cómo lo explican en esos libros famosos que hablan de gente tóxica, probablemente ahí los tóxicos seamos nosotros, o más bien estemos intoxicados).

    Otro tema es, ¿por qué una persona llega a comportarse de ese modo? ¿A pensar de ese modo? ¿A sentir de ese modo? Es interesante averiguarlo, o tenerlo en cuenta. Claro que sí. Pero aquí el “paciente” es uno mismo, o la persona a la que vaya dirigido ese mensaje. No el de al lado.

    Y si, esos libros o terminologías hacen una especie de proyección en el sentido de… “el problema no soy yo, es el vecino”. Y no siempre es así. Pero a veces mola desahogarse. Hay mucha gente que caemos frecuentemente en el exceso de autocrítica y autoculpa, y nunca viene mal un poquito de ligereza en el asunto.

    (Por cierto, me encanta tu blog. ¡Sigue así! Iré leyendo poco a poco)

    Marta.

    Me gusta

  3. Llevo un rato deambulando por tu blog…y me gustan muchas de tus reflexiones….no he clicado el me gusta más que una vez porque en realidad no me gusta hacerlo y marcharme sin decir nada,me parece frío y un poco banal pero es que no tengo tiempo de comentarte en todas y cada una…pero en esta si…y tengo mis motivos que aunque no voy a exponerlos aquí porque carecen de interés ( bueno a no ser una razón de peso y es que la musiquita es la misma que suena en mi blog y eso me hizo pararme de inmediato jejjeje) y después de leerte pensé lo tóxica que podía ser yo cuando me rodeo de gente tóxica y logran sacar lo peor de mí..porque yo soy como una balsita pero como venga un oleaje me transformo en titanic…..
    Feliz martes

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: