La generación pérdida.

Hubo un tiempo en que se llamaba NiNi. Una gracieta que venía a decir ni estudia ni trabaja. Normalmente chicos y chicas de familias humildes que habían estado escuchando las maravillas del mundo laboral. La pasta y todo eso. Los arrancaron de las aulas para que pudiesen construir todo lo que aquel país en Champions económica necesitaba. Luego les abandonaron, pero la gente que tiene inoculado el gen de la crueldad lo tiene para siempre y no contentos con dejarlos a su suerte con 20 años, deudas y familias se mofaban de ellos repitiendo aquello de NiNis.

Transcurrieron los años y los Ninis evolucionaron. Ya no eran chavales que habían dejado la escuela con 15 ó 16 años ante la promesa de grandes sueldos. Los nuevos NiNis pasaron a tener carreras y varios másters. Demasiado estigmatizado lo de NiNi se apostó entonces por “la generación mejor preparada de la historia” o “la generación perdida”

El primero es claramente irónico y sarcástico. Nadie se lo cree. Nadie tiene a una generación tan supuestamente preparada limpiando waters en Alemania, cuidando niños en Inglaterra o cobrando la mitad de la cuarta parte del salario mínimo en España por el doble de la jornada laboral. Es una mofa. Porque la gente adulta es así. No les basta con haber borrado cualquier futuro o avance social, no. Tienen que reírse de ti. Es eso del éxito o fracaso. Del triunfador. De que si te va mal es porque te lo mereces. Y de que “hay gente de tu edad que trabaja y está bien si tú no encuentras es por tu culpa”.

A mi me gusta generación perdida. Me gusta de verdad. Ojalá nos perdiésemos todo esto. Ver a tus amigos, a tu pareja irse a no se sabe dónde a por no se sabe qué. Aguantar soflamas y gilipolleces sobre el esfuerzo y el trabajo duro. Ojalá nos hubiesen avisado y con el dinero que se han gastado nuestros padres en nuestra educación nos hubiésemos pegado la fiesta de nuestra vida. Alcohol, drogas y sexo porque eso somos. La generación perdida que solamente piensa en fiesta. Que al menos en fiestas, botellones y vicios hemos salido sobradamente preparados. Eso dicen que somos.

Que os den. 

Ah y nos gusta tanto salir que de esto también saldremos. Porque preparados con lo que no habéis enseñado no, pero talento para hacer mejor las cosas, nos sobra.

link link

 

Anuncios

Acerca de Álvaro Saval

Blog personal https://alvarosaval.com/ Canal de psicología: https://www.youtube.com/user/AlvaroSaval

Publicado el 13 mayo, 2014 en La Mierda, Psicología, Sociedad y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 7 comentarios.

  1. Isabel Boira

    Me ha gustado mucho…sobre todo el final con mucha fuerza en tus palabras.sigue escribiendo!

    Me gusta

  2. Míralo por el lado bueno… nos han quitado tantas cosas que nos han quitado hasta el miedo…

    Me gusta

  3. Acá en Argentina tenemos los NiNI, pero acá son NiNi en serio. Con la proliferación de “planes sociales ” (en realidad subsidios a la vangancia y comrpa de votos) tenemos una generación que no estudia (ni estudió) ni trabaja. Incapacitados para todo, sólo les resta vivir de la teta del Estado (que alimentamos el resto de los trabajadors, pagando impuestos altísimos sin recibir contraprestaciones). Al menos ustedes pueden migrar a otras partes. Acá encerrados en el culo del mundo la cosa se complica.
    Y la peor parte nos la llevamos los que nos desangramos sosteniendo el sistema.

    La rebelión debería de todos, por todos y para todos. Pero, por lo menos aquí, el que está cómodo no quiere que el status quo cambie…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: