Conmigo o contra mí.

Ayer debatimos sobre la causas de que la juventud no sea católica. Alrededor de 40 fieles mayores y un sacerdote por un bando. Por el otro yo. Mi hermano de espectador para que me ayudase a analizar las frases que se soltaban. Sobre las causas hablamos otro día pero creo que todo el mundo las tiene claras. Hoy voy a analizar lo que, en mi opinión, es un gran lastre en este mundo. El enfrentamiento, el trincherismo, los odios exacerbados.

“Es que tú no estás contra nadie” me dijo un buen hombre en mitad de la discusión. Estoy en contra de muchas cosas. Cualquier persona que me haya escuchado me habrá oído ir casi contra cualquier idea. Pero más allá de eso, de que toda idea se pueda discutir, hay que respetar a las personas que las tienen. Sin más. No puedo imponerle a alguien mis ideales sobre política, religión, ética o moral. No puedo confirmar que sean ciertos. Son los que me valen a mí, los que yo creo ahora. No puedo asegurar que le valgan a más gente. Incluso puedo cambiar en un tiempo. Profundas convicciones cambiantes.

“No les pido que me toleren, les exijo que me respeten” profirió una vez un buen amigo. Un tipo que es bisexual y por lo tanto siempre se tiene que encontrar con discursos morales absurdos que hablan de perversión, vicio e infierno. Puede haber el mismo infierno en la promiscuidad que en la castidad. Usted crea y haga lo que quiera. El único límite son las otras personas. Ese es el único mandamiento que debe seguir en pie siempre “intenta no joder a nadie”.

No somos malos por nuestras ideas, somos malos por nuestros actos o por la ausencia de estos.

 

Anuncios

Acerca de Álvaro Saval

Blog personal https://alvarosaval.com/ Canal de psicología: https://www.youtube.com/user/AlvaroSaval

Publicado el 25 marzo, 2014 en La Mierda, Sociedad y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. Me sorprende, pero estoy absolutamente de acuerdo contigo (no siempre es asi, aunque no lo manifieste).
    Me quedo con la frase de tu amigo.
    Esa frase me la han repetido hasta la saciedad en mi entorno familiar. Si desaparece el respeto, desaparece la esencia de la sociedad.
    A mi siempre me han dicho “intenta ponerte en el lugar del de enfrente, para poder comprenderle. Y si no puedes comprenderle, respetalo”
    Y eso es lo que hago. Pero el respeto se ha perdido a todos los niveles, tanto sociales como culturales. En cualquier rango de edad.
    Cuantos millones de personas ven esos programas en los cuales se dedican a hablar de la vida de otros, sin importarles, sin respetar, esas vidas y a esas personas?.
    A quien le gusta que especulen sobre si se trinca o no a su marido, sobre si la han visto comprarse un vestido nosedonde, muy caro para su economía, o si su hija es propia o robada a la señora del tercero porque es rubia y no morena???

    No se…
    Yo intento transmitir a mis hijos ese respeto a todos los pensares y haceres de otros. Es lo unico que puedo hacer..

    Me gusta

    • De todas maneras comerciar con mi intimidad hace que esté vulnerando mi respeto. Es decir, la mayoría de estos personajes que salen en tantos escándalos son porque viven de eso.

      Me gusta

      • Te quedas en la respuesta facil

        Me gusta

      • No, no, me refiero a que hay gente que se escandaliza y al final es parte del mismo circo. Evidentemente hay de todo. Tú has expuesto un caso, yo el otro. Evidentemente quién no quiere que su vida sea “pública” debería ser respetada su decisión. Incluso de quién decida solamente vender a ó b eso no da permiso para entrar en todo. Me refiero a que hay gente que vive de eso, de ese comercio de su intimidad. Y es respetable también pero no pueden escandalizarse.

        Me gusta

  2. He puesto el ejemplo de la tele, pero eso se extrapola a la vida diaria, a tu propio entorno. A tu vecina, a la madre del cole, a tus compañeros de trabajo. El hablar por hablar, es el deporte nacional..
    El caso de sexualidad que cuentas tambien lo he vivido yo.
    En mi propia casa. Un intento de suicidio por no atreverse a “salir del armario”. Sorpresa para todos, pero más para él cuando comprueba que su familia se alinea con él y respeta absolutamente su postura.
    Se acabo el drama.
    Eso si, no lo cuentes fuera de nuestro gueto… Lo van a respetar??? O lo van a machacar…
    A eso me refiero

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: