Nunca es tarde…salvo algunas veces.

“Se ha ido”, “no me lo esperaba” o “ha sido de un día para otro” suelen decirlo los tíos con la mirada extraviada en algún punto de un horizonte que empiezan a vislumbrar bastante confuso. Ella les pidió tiempo, espacio o cualquier eufemismo que venga a decir “me tienes cansada”. Y es que, aunque cuando hablo de tías las suelo poner como volátiles inestables caprichosas, los tíos somos la clara muestra de que el ser humano no es una especie superior. Aunque nos la demos de intrépidos seres del universo que hablan de coaching emocional, proyecto vital o bocadillo de jamón. Los hombres somos, pese a nuestras grandilocuentes ínfulas, tipos bastante corrientes.

Su perro, su gato, su madre, sus amigas y el tío que se la intenta ligar se han dado cuenta de que ella se está hartando de ti y tú estas pensando “ya se pasará”. Nunca salís, se folla poco y mal (si es que se folla), nadie se ríe y se empieza a manejar un calendario de planes alternativos que nunca antes existió. “Son rachas” dices. Las rachas son la justificación de los perdedores. Lo dicen los ludópatas cuando juegan, los alcohólicos cuando beben y los perdedores cuando pierden. Ellas no entienden de rachas. Las mujeres son ambiciosas, luchan siempre. Supongo que es el hecho de estar siempre oprimidas, de estar siempre viviendo en contra de su voluntad lo que les ha hecho así. Una mujer nunca pierde. Nunca. Es una cuestión histórica. Aunque a algunas les gustaría viajar en el tiempo bastantes años atrás.

Espabila. Si ya se ha ido, déjala ir. Da igual, llegaste tarde. Si vas detrás quedará todavía más patético. Si aún no se ha ido pero está empezando a valorar la huida…mete un poco de ritmo a la vida. Gasta el dinero, si lo tienes, en planes con ella. Sobre todo, si no lo tienes, tendrás que ser creativo pero haz cosas. La vida es acción, la vida en pareja también.O no. Puede que quieras que se vaya. En ese caso puede que lo estés haciendo bien. No hacer nada es una gran medida para que las cosas sigan sus derroteros.

Hay vida después de ella. Y después de él. Que sea mejor depende de ti.

Anuncios

Acerca de Álvaro Saval

Blog personal https://alvarosaval.com/ Canal de psicología: https://www.youtube.com/user/AlvaroSaval

Publicado el 20 marzo, 2014 en Amor, Crecimiento personal, Los jueves con amor, Pareja y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. muy real…
    y cuando una se HARTA (con mayúsculas), no hay vuelta atras.
    Y lo de que hay vida después de UNA… pues podrian grabarselo a fuego en algun sitio doloroso, y sirva de recordatorio cada vez que UNO tiene la tentacion de volver a la carga..
    me ha gustado

    Me gusta

  2. Si vuelven que ofrezcan algo distinto…
    Me ha encantado tu post …. como siempre
    Sobre todo que las mujeres no entendemos de rachas, luchamos siempre … y que nunca perdemos.
    Lo de meter ritmo a la vida, suena genial… Aplicarlo es más complicado de lo que parece….
    ¿ Nunca es tarde …salvo algunas veces??’
    Es tarde cuando es imposible recomponer algo roto, cuando la química se ha esfumado para siempre…

    Me gusta

  3. Las mujeres son ambiciosas, luchan siempre. Supongo que es el hecho de estar siempre oprimidas, de estar siempre viviendo en contra de su voluntad lo que les ha hecho así.

    mmmmmm ¿por qué oprimidas? ¿podrías explicar eso?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: