La vida es elegir.

Hace años uno de mis mejores amigos tenía escrito en Messenger (el tiempo pasa inexorable) “vivir es elegir y elegir, jerarquizar”. Muy bien, pensaba yo. Con 16 años la gente solía poner retahílas de faltas de ortografía contando lo chupiguay que pasaba el fin de semana. Llegó Facebook y aquella exposición pública de la privacidad de mierda de cada cual se convirtió en rutina habitual. En Messenger al menos tenías poca gente aunque ya había imbéciles que presumían de tener muchos contactos. La alienación ha muerto, ha sido reemplazada por la idiotización. No hace falta masa borreguil ( que siempre puede ser peligrosa si cambia su orientación) sino idiotas individuales.

 
 

Retomemos la frase. La vida es elegir. Evidente. Elegir es jerarquizar. Evidente. Añado que elegir es, en realidad, joderse. Suena muy maduro, muy positivo, muy trending topic, muy foto hortera de Instagram: “tomo mis propias decisiones”. Pero tomar decisiones es una putada. ¿Prefieres comer tarta de chocolate o tener abdominales? Pues las dos. ¿Pareja o follar libremente? Pues las dos. ¿Ganar dinero o no trabajar? Pues las dos. Y así con todo. Nadie quiere elegir. Elegir es joderse le faltaba poner a mi amigo.

 

Todas las cosas entretenidas son malas. El alcohol, el azúcar, la droga, el sexo sin celofán, la grasa, la siesta, la tele, los videojuegos, insultar políticos… Decir todas es una exageración pero es que a mi me gusta exagerar y seguro que eso también es malo. Se supone que renuncias a ellas porque eliges unos fines positivos. Vivir sano para vivir cien años o doscientos.

 
“Doctor, si dejo de fumar, de beber, de follar y de comer…¿viviré muchos años?”

“Muchos no lo sé, pero se le va a hacer de largo…”

 

Joderse se llama en el neolenguaje optimista del siglo XXI “esforzarse” o “comprometerse”. Y es que comprometerse o esforzarse suenan mucho mejor. Y hoy parece que todo el mundo se dedica a renombrar las cosas para que suenen bien. Pongas la palabra que le pongas, mi amigo tenía razón. Tienes que elegir. La vida es elegir. Jódete.

 
Anuncios

Acerca de Álvaro Saval

Blog personal https://alvarosaval.com/ Canal de psicología: https://www.youtube.com/user/AlvaroSaval

Publicado el 21 noviembre, 2013 en La Mierda, Psicología, Psicología positiva, Sociedad y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 11 comentarios.

  1. ¡Muy positivo el post de hoy si señor! Mientras antes aceptemos la realidad antes podremos disfrutar de ella. ¿O no? Es cierto que pensamos que si podemos elegir seremos libres y felices. Sin embargo la infinidad de alternativas nos ahoga. ¿Habré elegido bien? ¿Estaré haciendo lo mejor? Lo que podemos hacer es vivir la vida como si no hubiese mañana…Pero como dice el refrán “el que de joven no corre de viejo trota”. En fin, me “jodo” con mis decisiones y dejo de quejarme, que para eso he elegido yo. Sólo quería dejarte mi reflexión y felicitarte por tu labor. Saludos

    Me gusta

    • Creo que sabiendo lo que hay se puede vivir lo mejor posible. Pero estar fantaseando es una forma absurda de alargar la agonía hasta que llegue la hostia.

      No hay que quejarse, hay que aceptar. Gracias por tu comentario, me gusta.

      Me gusta

  2. Realmente elegir se ha vuelto algo difícil , en estas épocas de Smartphones, de cosas caras, las personas no se sienten satisfechas con lo que tienen y siempre les queda la duda si eligieron bien o no. Igualmente, ocurre con las perasonas que ingresan a estudiar una carrera. Lamentablemente la vida es elegir y elegir buscando lo que nos haga sentir mejor, pero la sociedad y las decisiones de otras personas se complementan para que nuestras decisiones no siempre sean las correctas. Siempre he estado de acuerdo en que la responsabilidad debe caer sobre las personas y no sobre las circunstancias, como la que estoy viviendo ahora que estoy decidido a dejar mi trabajo de Psicólogo Organizacional porque quiero retomar mis labores de Psicólogo Clínico, la decisión no es fácil pero justifica todo lo vivido.En fin, tienes razón Álvaro, hay que asumir lo que elegimos y eso nos jode y nos jode mucho.Saludos.

    Me gusta

    • Correcto. Joderse no lo digo a malas, lo digo, simplemente porque no podemos tenerlo tooooodo que es lo que realmente nos gustaría.

      Me alegro que lo hayas entendido así y suerte con tu cambio de profesión. Yo intento hacer el camino contrario.

      Me gusta

      • Álvaro, gracias por tu respuesta. Por lo que entiendo quieres dejar de ser Clínico para ser Organizacional, si es un tema económico lo comprendo, pero si es un tema de desarrollar la carrera y ampliar tus horizontes bueno me quedaría una duda y bien extraña. Puesto que dentro de la Psicologóa Organizacional existen muchos vacíos Psicológicos que no son llenados, son no sé mal explicados o mal aplicados. Hay toda una cuestión en esta área, aquí en mi País, es la rama que más Ofertas Laborales tiene y créeme muchos lo hacen mal, yo lo vengo viviendo más de 2 años y ante todo lo “aprendido” prefiero regresar al mundo Clínico donde sé que haría lo que he estudiado. Ens erio, lo vale. Saludos.

        Me gusta

  3. Aludiendo al mensaje interpersonal más usado hoy en día (telemáticamente): Me gustas.
    Puede sonar fuerte y más entre dos hombres y más aún, si cabe, que ni se conocen, pero no creo que haya nada de malo en que te guste lo que “sabes” y lees de otra persona (y que se lo digas).
    Gracias por tu blog, de verdad. Puede ser que indirectamente estés ayudando a gente, y sin el “puede ser” también. O por lo menos, haciéndoles pasar un buen rato.
    Un saludo!

    Me gusta

  4. Buen texto y buena canción.

    Me gusta

  5. A mi, últimamente, me pasa que no soy capaz ni de elegir champú. Bueno, en realidad si que soy capaz, pero luego me acechan un millón de dudas sobre lo correcto o no de mi elección. Total, que llevo como cosa de un mes haciendo y luego deshaciendo sin parar… Y la cosa es que yo antes molaba, y era muy decidida y sobre todo muy consecuente con mis elecciones. Igual es que no quiero limitarme a una cosa u otra, yo quiero ser de los Beatles y también de los Rolling y no acepto que el mundo me presione, me empuje para decidir entre una cosa u otra y luego se ria de mi porque (¡sorpresa!) elegí la peor de las opciones… Paro ya, que me estoy liando… ¿Cree usted que es muy grave, doctor?

    Me gusta

    • Mientras sea la música, no hace falta elegir. Y el champú se podrá combinar pero hay cosas que hay que escoger. O no. Jaja no escoger también puede ser una elección. Si decido no elegir, estoy eligiendo. Si no elijo…

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: