La nostalgia anticipada.

Ahora que me hacen entrevistas sobre la terapia online  he recordado un intercambio de mails que tuve con la que inauguro esta idea hace tiempo. Me dijo que lo publicase alguna vez. Y sumado a que últimamente veo mucho de esto, he decidido hacerlo. No hay ningún dato así que aquí os lo dejo. El rubik, es el vídeo que hay al final.

Un soltero está deseando tener novia, pero cuando la tiene añora la época de soltero.

Luego habrá otros poetas que dirán que sin amar la vida no vale la pena.

Y otros que desearán no haberse enamorado.

Lxs casadxs desearán salir, beber y poderse dejar el trabajo y dar vueltas al mundo en vez de mantener a su descendencia.

Los que hagan eso se preguntarán cómo debe ser tener hijxs.

Los hijxs se preguntan porque su padre y madre no se divorcian si se llevan mal mientras que otrxs preferían que siguiesen juntxs.

Al fin y al cabo cada persona añora de alguna manera lo que está por llegar. Y es curioso. Es una nostalgia anticipada. Echamos de menos incluso, lo que no hemos vivido. Lo peor es que es posible que nunca lo vivamos. Y ahí entra la duda. Si yo hoy te dijese que vas a tener pareja en 3 meses y que os irá bien. Estarías feliz y tranquila. Por una parte dirías que eso no funciona así. Que lo bonito es el momento y blablabla pero en el fondo te quedarías tranquilo porque el cubo quedaría cerrado en algún momento. Teorizar sobre cubos está bien en plan de risa pero la vida dista bastante de ser eso. La vida en cierta manera no es nada. Es un sustrato de tiempo inerte que languidece a cada rato que no hacemos nada. Cada persona en cada rincón del mundo intenta activar esa materia inerte, darle fuerza, darle ganas, darle vida a la vida. Porque ella por si sola tendería a desaparecer. El niño sin su madre, muere. El alcohol, la droga, la promiscuidad o cualquier cosa que resulte instintivamente atractiva al ser humano mata. Volar, conducir rápido o comer pasteles. De repente montamos un sistema artificial para crearnos un sentido. Y en esa creación de sentido cometemos un error. Creer que a todxs nos vale lo mismo. El cubo de rubik. 6 caras. ¿Por qué no 12 ó 4? ¿Por qué hay que conseguir los colores? ¿Por qué a la vez?
Después de haber leído esto te preguntarás si entonces hay que ser conformista. Aceptar lo que tenemos y ya está, sin más. Yo no lo sé. Te diría que no. Que hay que pretender alcanzar lo que se quiere. Te diría que sí, que al final más vale querer lo que tenemos. Supongo que una parte te tira a crecer y poder estar mejor, pero también puedes estar peor. Que al final todo depende de unas circunstancias, de que se den de una manera y no de otra. Que lo que hoy es maravilloso, mañana puede ser una desgracia.
Así que te diría que no lo sé. Pero que en el fondo da igual. Hagas lo que hagas saldrá bien o mal o no saldrá. Pero lo importante es que disfrutes haciéndolo. Y que intentes, en la medida de lo imposible, no joder a nadie.
Suerte. Buena suerte.
@saval_macian
Anuncios

Acerca de Álvaro Saval

Blog personal https://alvarosaval.com/ Canal de psicología: https://www.youtube.com/user/AlvaroSaval

Publicado el 19 septiembre, 2013 en Amor, Crecimiento personal, Los jueves con amor, Pareja, Psicología, Psicología positiva y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 8 comentarios.

  1. “Cada persona en cada rincón del mundo intenta activar esa materia inerte, darle fuerza, darle ganas, darle vida a la vida” Fantástica entrada, una de las que más me ha gustado hasta ahora.

    Me gusta

  2. Lo más difícil de vivir (y más en una sociedad de consumo atroz como la nuestra) es darnos cuenta de que “lo que nos venden que nos hará felices” no tiene por qué hacernos felices. Una vez nos hemos dado cuenta de esto viene lo más complicado: OK. Sé que una boda, un casoplón, un cochazo, una familia y un perro A MÍ no me harán sentir feliz. Pero QUÉ me hará feliz?
    Encontrar la respuesta no es tan fácil cuando no hay anuncios en la tele que te lo expliquen como a un niño. Encontrar el camino de cada uno es complicado y a ratos te sientes solo y perdido en medio de la nada, sin mapas, sin rutas… Pero después llega un día en que encuentras una cima hacia la que caminar y cada paso vale doble, y empiezas a ascender… y cada vez ves más claro que ESO es lo que te hará feliz… o no, o te das cuenta de que por ahí tampoco vas bien… y vuelves a bajar y vuelves a empezar… pero sabes que ya has avanzado.
    Como sea, cuando has alcanzado una sola de esas caras del cubo desde el convencimiento de que es TU ELECCIÓN las cosas se vuelven más sencillas, las fuerzas se multiplican y la sensación de realización personal es absoluta.
    Desde mi punto de vista, el ser humano es feliz cuando tiene un objetivo que alcanzar. Ojalá un día yo vea cubiertas mis 6 caras básicas y pueda empezar a trabajar en cubrir alguna nueva cara, ya por hobby, por capricho, por “vicio”…
    Me ha encantado esta entrada.
    Añoro mi futuro… seguro que, cuando éste llegue, añoraré este presente (que para entonces será pasado)… ¡por si acaso, voy a disfrutarlo a tope! 😉

    Me gusta

  3. “Creer que a todxs nos vale lo mismo. El cubo de rubik. 6 caras. ¿Por qué no 12 ó 4? ¿Por qué hay que conseguir los colores? ¿Por qué a la vez?”

    Hace unos días leí uno de esos mensajes en cadena que circulan por whatsap y me acordé de este blog. Tenía algo que ver con lo que has dicho de creer que a todos nos vale lo mismo. Hablaba sobre la “crisis de los 20 y tantos” de las expectativas que teníamos los que rondamos esa edad antes de llegar a ella y que de repente un día te levantas y a tu alrededor tus amigos se están empezando a casar, a irse a vivir juntos, pensar en tener hijos, y tú te sientes en medio de una vorágine en la que no encajas. Aunque tengáis la misma edad. Aunque hayáis compartido pupitre durante 12 años. Y hayáis hecho los mismos planes durante una década. Ahora vuestros planes divergen completamente. Cuando leí ese mensaje en cadena me sentí totalmente identificada…

    A partir de los 25-26 no sé qué pasa, o no sé si será sólo en mi entorno, pero todo el mundo empieza a correr hacia “el modelo de vida perfecto” que consiste en casarse y tener hijos y pagar una hipoteca. Cuando en los tiempos que corren, nuestras generaciones deberíamos aprender que lo que hoy es seguro mañana no…La cuestión es el creer que sólo hay una forma válida de vida. Una manera de hacer las cosas: la correcta (la de la mayoría). Lo que se sale de ahí….Mal.

    Claro que si eres el que va a contracorriente también puedes pensar que eres como el del chiste que va en coche en sentido contrario y cuando dicen por la radio “atención un loco va por la N-232 en sentido contrario” y el del coche dice “Uy si sólo fuera uno! Si son todos!”

    En fin, creo que me he ido un poco del tema…Una de las entradas que más me han gustado sin duda 🙂

    Me gusta

  4. No joder a nadie..
    Es tan real como la vida misma esa nostalgia anticipada, que rarez la del ser humano, a quien no le ha pasado? Estas loc@ por tener pareja y cuando la tienes envidias a la vecina porque hace y deshace como tu tiempo atrás…estás deseando tener hij@s pero despues celebras la soledad de una playa desierta.
    Considero que tenemos que desaprender, ese modelo de vida perfecta inculcado por los que lo intentaron y que no a todos les fué bien.
    La vida son momentos, sin buscarlos, todo llega, pero que es nuestro todo? a mi parecer lo que vivamos, y como tu bien has dicho, sin joder a nadie.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: