“Ojalá te enamores”.

Leerás el título y pensarás que el sorprendente éxito del vídeo me ha vuelto una persona optimista y llena de buenos propósitos. Error. No es un deseo, es una maldición. Al menos, así lo entienden en el mundo árabe. Creo que, en el fondo, no les falta razón. Un tipo, llamemosle Carlos, viene a mi consulta cada semana desde hace más de un mes (tipo suena mejor que cliente o paciente). El otro día dijo esa frase, esa maldición y se emocionó por primera vez. He de reconocer que yo también.

Es un buen momento para recordar aquella frase de Noel Clarasó: “Cuando se habla de estar enamorado como un loco se exagera; en general, se está enamorado como un tonto.” y es que si algo caracteriza a lxs tontxs es su incapacidad de tomar buenas decisiones. La costumbre sociocultural hace que nos enamoremos de mujeres desequilibradas o de hombres violentos, golfos. Alguna reminiscencia genética de nuestros tiempos primitivos provoca que esto se repita una y otra y otra vez. Sea ambiental o genético la cuestión trascendente es que es así. El enamoramiento provoca un caos vital del que poca gente sale entera.

Ya, ya está claro que hay mucha gente que le va bien. Genial. Y hay mucha gente que espera que en algún momento le vaya bien. Genial también… pero un poco menos (vivir esperando es menos vivir). No estamos en este blog para discernir sobre lo bonito, lo bueno o lo maravilloso.

Lo importante es que no hay que verlo como una desgracia, una maldición o una crisis existencial. Es un momento puntual que puede servir para cambiar. Aceptar el error en nuestra elección. Cambiar a mejor. Quitarse la mochila y empezar una nueva vida. Pero hay que querer verlo. Es posible que el ser humano llegue antes a vivir en Marte a que asuma como normal el error, la equivocación o el fallo propio.

El único error es no hacer nada.

Ah por cierto. La maldición dijo enamorarse, amar lo que se dice amar, es una bendición.

@saval_macian

La canción ya la puse pero vuelve a pegar.

Anuncios

Acerca de Álvaro Saval

Blog personal https://alvarosaval.com/ Canal de psicología: https://www.youtube.com/user/AlvaroSaval

Publicado el 14 agosto, 2013 en Amor, Pareja y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 7 comentarios.

  1. ¡Qué mala baba! El tremendo éxito del vídeo no es para nada sorprendente… Me quedo confusa con esta entrada… ¿por qué me voy a conformar con un 80% de felicidad, si puedo aspirar al 100%? “Lo importante es hacer”, dices. Claro, pero lo complicado es saber “qué” debo hacer para no esperar ese 100%, sino trabajar en conseguirlo sin desperdiciar fuerzas en ensayos prueba-error. Quiero el libro de instrucciones de esto. En serio. 😉

    Me gusta

  2. Es que el amor es algo mucho más complicado… No es fácil el mundo de los sentimientos.
    🙂

    Me gusta

  3. Creo que es la cuarta vez que leo la entrada y sigo sin entenderla demasiado…
    No sé, nunca se me ha ocurrido pensar que el enamoramiento pueda asemejarse a una maldición. Quizás te vuelves un poco tonto, sí, pero también te vuelves más feliz, vuelves a ilusionarte como un niño por las cosas, te pasas el día sonriendo, te vuelves mejor persona etc.. quizás todo eso son sólo un puñado de tonterías, pero a mí me importan esas pequeñas tonterías. Y sí, el amor es cariño, comprensión, confianza, tolerancia, compenetración.. Y el enamoramiento es más pasión, locura, magia. Así que sí, son dos conceptos diferentes pero yo no concibo el amor sin un previo enamoramiento. Y todavía voy más allà, ojala que cuando ame siga siempre igual de enamorada. Para algunos será un paso en falso, un error… para mí, mi mejor equivocación.
    Por cierto, puede que discrepemos en diferentes asuntos, pero leerte siempre resulta interesante!! un saludo!!

    Me gusta

  4. puff, pues de ser así, tendría que haber captado la entrada al instante!!jajajajaja
    De esas, he vivido varias, pero no sé, tampoco lo considero una maldición…
    Todas esas “Pseudo-historias” por poco fructíferas que hayan sido, de alguna forma me han aportado algo. (O al menos, eso quiero creer… jaja) Y sí, claro que duele amar y no ser correspondido pero prefiero eso, que no sentir nada.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: