Lo bueno de tener pareja.

Está bien escrito el título. Amor es un término diferente y en algunas ocasiones contrario a la pareja. Normalmente pueden unirse pero no siempre. A veces podemos creerlos juntos pero en realidad no lo están. Hoy pretendo hablar de la parte buena de la pareja más allá de que sea amor, pasión, folleteo o aburrimiento.

Valencia es la tierra de las flores, de la luz y del amor.

Valencia es la tierra de las flores, de la luz y del amor.

“Tener pareja” es una forma de vida. Igual que lo puede ser “vivir de rentas”, “ser profesor”, “ser madre”, “viajar por el mundo” o cualquier cosa que se te ocurra en función de la cual vivirías de una manera y no de otra. Es una elección y todas las elecciones tienen sus pros y sus contras. Hay que saber vivir con ello, sin más.

Valorando el factor social, educacional es lógico pensar que la mayoría de la población considera que “lo normal” es tener pareja. Eso nos hace entrar a suponer que es “lo natural” y otra serie de conceptos que hacen presagiar que en pareja serás feliz y sin pareja, no. Error habitual que hace incrementar el número de divorcios hasta fines extremadamente gratificantes si te dedicas a ese mundo. El mejor análisis, el que deja claro que el ser humano es un animal de costumbres absurdas, es observar grupos de amigxs y esa tendencia a emparejarse/separarse todxs a la vez. En mi grupo eso no pasa, dirá alguien…ok.

Obviamente la gente compra ese modelo de vida porque tiene cosas buenas. Y por eso es más habitual el modelo “tener pareja” que un “pegarse cabezazos contra semáforos”. El segundo, lógicamente, tendría menos fans. El matiz de las cosas buenas es que la mayoría se podrían conseguir sin pareja.

Mira, voy a acabar ya y no he conseguido decir ni una cosa buena de “tener pareja”… y no lo haré. Aquellos conceptos vitales que cosifican a las personas: “tener pareja”, “tener hijxs”, “tener alguien para follar” me parecen negativos. Lo importante es estar bien, en paz, feliz. A partir de ahí si conoces a alguien y queréis tener una relación de cualquier tipo, adelante.

La libertad de poder elegir estando bien ambas personas es muy diferente de elegir el tipo de relación desde la necesidad, desde el sentirse solx, desde el de buscar compañía…eso son lastres, es mochila psicológica arrastrada.

Intenta ser feliz, estar bien y haz feliz al resto. Pero no pretendas que nadie te haga feliz porque no existe tal posibilidad. Al menos, no de manera infinita.

Recuerda, terapia de prepareja.

asaval@cop.es

@saval_macian

Anuncios

Acerca de Álvaro Saval

Blog personal https://alvarosaval.com/ Canal de psicología: https://www.youtube.com/user/AlvaroSaval

Publicado el 11 julio, 2013 en Amor, Crecimiento personal, Los jueves con amor, Pareja, Psicología y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Muy de acuerdo, el asunto lo has expuesto con meridiana claridad.
    Saludos,
    Jesús

    Me gusta

  2. Brutal y totalmente cierto ^^
    Enhorabuena por el blog, está muy bien (al menos desde mi humilde opinión, que no soy psicólogo!)

    Un saludo,
    Carlos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: