El fútbol es dios.

Mi hermano me ha mandado un mensaje: “Unas chicas hablan en el autobús de lo que sufrieron con los penaltis y de la euforia con el gol final de Pedro”.  Ni se ha equivocado él, ni me he equivocado yo al transcribirlo. Pero tampoco se equivocaban ellas. El gol fue de Navas pero no importa. Igual que no importa que te hagas rayas sobre un CD o en la taza de un water. Eso da igual también. Lo importante es la esencia.

Ayer 14 millones de personas estaban pendientes de esa tanda decisiva. Decisiva en una pachanga de un torneo de verano que es una especie de broma. Pero da igual. Y eso es bueno. Porque ayer metieron en la cárcel al ex-tesorero del partido que nos está gobernando pero hablar de eso es de antipatriotas. Lo bonito es llegar a la final contra Brasil, cerrar un ciclo de fútbol maravilloso y  chorradas de ese estilo. Me alegra ver a la gente contenta por cosas que, en principio, detesta. Porque de sentimiento patrio no creo que vayamos muy sobrados y de conocimiento futbolístico vamos bastante jodidos.

Prefiero la gente que hay cosas que le gustan y cosas que no. Pero siento una especie de envidia sana por aquella que pueden disfrutar hasta de lo que no le gusta. Queda lejos esta reflexión de un análisis sobre si estas chicas del autobús saben algo de fútbol porque España es un país dónde sin saber nada de este deporte puedes dirigir periódicos deportivos. Así que hay que valorar lo bonito, lo positivo de que la gente se pinte la cara de los colores de una bandera con la que no se siente identificada y se vaya a ver un juego que, el resto del año, no soporta. Aguantar 120 minutos de tostón y disfruta cuando ganan.

Me gustaría saber si Brasil nos gana si esa gente llorará. Me temo que sí. Y eso sí que no lo entiendo. Que uses el fútbol como una forma de evadirte de la realidad (a lo droga sin contraindicaciones) lo acepto y me parece bien. Pero que te pongas a llorar si el tal Pedro (Navas o cómo quieras llamarle, uno de los de rojo) llega a encalar el penalty, eso no tiene razón de ser.

Un abrazo a la gente que está sacando una buena tajada de este invento de trofeo. Esos son mis verdaderos ganadores.

¿Quién es quién?

españa confederacones

Anuncios

Acerca de Álvaro Saval

Blog personal https://alvarosaval.com/ Canal de psicología: https://www.youtube.com/user/AlvaroSaval

Publicado el 28 junio, 2013 en Sociedad, Uncategorized y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. ¡Hola, Alvaro! Me encanta tu blog.
    Sobre esto que comentas, tengo algo en mi blog. Estoy totalmente de acuerdo contigo, y me sonrío cuando alguien recuerda aquéllo de ¿pan y circo? o algo así.
    Te aseguro que con este “patriotismo”, los árabes no hubieran estado en España ni una semana.
    Un saludo desde Tenerife.

    Me gusta

  2. Te has pasado

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: