Huidas con amor. Cineterapia.

Despiden a Ben (Nicolas Cage, un actorazo con un pésimo gusto para elegir papeles pero aquí acierta), un guionista alcohólico. Podría haber decidido ser un emprendedor y montar un taller de cuentos pero no. Coge la pasta y se pira a Las Vegas, vende todo y decide acabar con su vida bebiendo hasta reventar. Cuando llega conoce a Sera (Elisabeht Shue, espectáculo), una prostituta que ha escapado de su chulo. Se enamoran, son felices y comen perdices. Que va, es broma. La única verdad es que se enamoran y que ese amor, aún con toda la mierda que los envuelve, es real. Es el que me gusta. Aceptando a la otra parte, respetando sus decisiones y aguantando las consecuencias que acarreará dicha locura.

No me acaba la banda sonora de la película. He tenido dudas con dos canciones que metería en la peli (Ninguna es la clásica de Amaral). Lo estoy discutiendo con mi hermano. Las letras encajan y la música también, llevamos más de una hora. Antes de acabar pegándonos os dejo las dos y decidís.

Pensaba que “Leaving Las Vegas” me serviría para escribir sobre el suicidio. De hecho, había recordado una frase de un profesor: “Para suicidarse hay que ser muy valiente”. Había buscado también algunas estadísticas. Pero antes de empezar, decidí volver a verla.

La película no va de eso. La película es de amor. De un amor extraño, un amor de perdedores. Loser’s Love, si es que existe la expresión. Pero hoy no quería hablar de amor, porque esta trilogía va de miserias personales.

Ben escoge acabar con todo. Lo escoge por unos factores externos (alcoholismo, divorcio, despido), lo escoge libremente (salvo por el hecho de que alcohol le ha mermado su libertad, porque el alcohol mata pero antes te deja gilipollas) y lo escoge por encima de todo.

¿Por qué te gusta? Está claro que es un personaje bastante lamentable en su globalidad pero es capaz de comprometerse con algo. Con un “voy a matarme bebiendo”. En una situación así, en el fondo de la piscina, hay que elegir, hay que hacer algo hasta el final. Porque si te quedas, te vas a morir sin saberlo. No me parece bien su decisión. Entiendo que podría haber intentado dejar de beber, arreglarse la vida, seguir. No quiero premiar la decisión, porque creo que siempre hay una luz. Estará lejos, cerca, por un camino angosto o por una amplia avenida pero estar, está. Lo que hay que valorar aquí es la capacidad de comprometerse con algo y eso es lo que me enamora de él. Igual que de ella me enamora su comprensión. Eso y que me parece que está muy buena.

Haz lo que quieras, pero hazlo lo mejor que puedas. Primero hay que saber qué quieres, luego cómo y luego ponerse. Es lo que quieres, lo que quieres de verdad, hazlo bien, hazlo hasta el final. A ese proceso del descubrimiento es a lo que me refiero con que soy un sherpa.

Esta trilogía: Seven, Into the wild y Leaving Las Vegas ha sido una reminiscencia de lo que era el blog antes. Tengo críticas para todos los gustos, acepto todas. Pero más allá de las opiniones (ha habido más positivas) me quedo con la frialdad de los números y esos dicen que lo que os mola es el mundillo amoroso así que el Jueves “Busco pareja”. Yo no, lo dice Irene.

Si te gusta este estilo, puedes leerte (o releerte si me has sido fiel) esta sección.

Si quieres interactuar…

Seguir en link Me gusta en link

Anuncios

Acerca de Álvaro Saval

Blog personal https://alvarosaval.com/ Canal de psicología: https://www.youtube.com/user/AlvaroSaval

Publicado el 22 abril, 2013 en Crecimiento personal, La Mierda, Psicología, Sociedad y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. TuHermanoPequeño

    Muy bien escogida la canción de “hurt” para este tema… 😉

    Me gusta

  2. Pues hombre sin ninguna duda Hurt, además creo que la versión original de esa canción es de uno de mis grupos favoritos Nine Inch Nails, te lo recomiendo si quieres empezar a escuchar buena música. Además Johnny Cash era un poco como el personaje, perdedor, drogadicto, etc… La pelicula y no es por hacer empatía, de las mejores que he visto en mi vida, o por lo menos de las que mas huella me han dejado. Para mí una persona sin motivaciones para vivir, que va un sitio yermo de sentimientos, Las Vegas, y conoce a una prostituta que también se los han quitado, y a pesar de todo aparece el amor. Pero como buen perdedor tiene que cagarlo todo hasta el final.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: