Prototipo de pareja.

Hoy empiezo con una frase que viene de una película que si no has visto, te recomiendo (500 days of summer…en español 500 días juntos). Aunque para recomendaciones de películas, mira este blog.

“Que a una chica mona le guste la misma basura friki que a ti no os convierte en almas gemelas”

Salvo que tus gustos sean practicar canibalismo entre semana y encuentres a otra persona con gusto por dicha afición creo que el hecho de que os gusten cosas similares no hace que paséis a ser “almas gemelas”. El problema de todo esto es físico. Nos hemos creído tanto lo de “amor a primera vista” que hemos estereotipado todo. Supongo que esto es común me leas desde dónde me leas, pero en Valencia pasa mucho. Hay varios grupos sociales. Comparten imagen y, de una manera superflua, algunos gustos. Pero más allá de eso hay un ideal en el imaginario colectivo que les da una serie de atributos que no tienen por qué tener y, de hecho, en la mayoría de los casos no tienen. (Para esto necesito varios posts)

Las personas tenemos prejuicios. Es más fácil agrupar y etiquetar que ocuparse de conocer a todas las personas que te encuentras. No es malo. Es, simplemente, fácil. La mente siempre busca los atajos que le hacen la vida más cómoda. Qué más se ajustan a lo que quiere. Podrás agrupar por sexo, raza, color de pelo, religión o forma de llevar los cordones pero agrupar, agrupas. Las personas que te resultan físicamente atractivas se agrupan en:

  • Posibles parejas. Mis amigos las denominan novietas. Yo las llamo “chicas de tarde” (hasta las 12).
  • Posibles esporádicos. Mis amigos las llaman barros. Yo las llamo “chicas de noche” (después de las 12).

Bien, hasta aquí todo bien. El problema según mis palabras es: la cabezonería, la sinrazón, la pesadez, la obcecación, la obstinación, la contumacia, el aletargamiento, la gilipollez, el empecinamiento, la cerrazón, la insistencia, la testarudez, la terquedad, el capricho, la perseverancia, la idiotez,  la tozudez, la obsesión, la locura, la tontuna, la sobrevaloración, las ganas de joderse la vida… Mis amigxs convierten esas palabras en: “Es que me mola” o, si tienen ganas de vacilarme,  “Me he enamorado”. Y vienen a expresar el hecho de que “Quién creo que puede ser mi pareja, lo será hasta que me demuestre de manera soberana y sin dejar ningún resquicio a la duda que no lo es”. Esa escasez de flexibilidad es problemática porque tengo amigas enamoradas de tíos absolutamente capullos, amigos enamorados de tías absolutamente insoportables y ahí siguen. Algunxs se pasan meses, otrxs años, cada cual el tiempo que quiera estar jodidx. No pasa nada por equivocarse, salvo empecinarse en el error. Es difícil dar consejos que luego me acabo comiendo pero escucha: “carpetazo y a seguir”. Hay más peces en el mar. Algunos, incluso, mejores.

Me leería también: golfos y taradas, dependencia emocional y el amor ciego

La canción de hoy va para mi prototipo de novieta. Me enamoro cuando cantan como poseídas “que te has vuelto nihilista” pero me caigo cuando no saben nada de Nietzsche. A ver qué pensabas que era el nihilismo, bonita.

@saval_macian

Anuncios

Acerca de Álvaro Saval

Blog personal https://alvarosaval.com/ Canal de psicología: https://www.youtube.com/user/AlvaroSaval

Publicado el 22 marzo, 2013 en Amor, Los jueves con amor, Pareja, Psicología, Psicología positiva, Sociedad y etiquetado en , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. Como siempre ¡gran post! y muy buena la frase inicial de 500 days of Summer ( y la BSO FETÉN). Esas son las películas de amor que mejor lo muestran y no las gilipoyeces en las que siempre es todo maravilloso.El pobre protagonista tiene sus fantásticas expectativas con Summer y como ve lo que el quiere ver vs la cruda realidad (que nada se asemeja a lo que cree)… Te recomiendo Blue Valentine, sobre como muchas veces forzamos el estar con alguien que ya ni aguantas simplemente por tener algo…

    Me gusta

  2. La cuestión (penosa) es que dentro del grupo de “posibles parejas” casi cualquiera vale. “Persona que me resulte medianamente atractiva, con algún gusto/interés en común y simpática” Y ya. ¿Posibles candidatos? Tropecientos mil.

    Se toma muy a la ligera eso de salir con alguien. Que se haga con 17 años lo entiendo y lo excuso, pero que con 20 y tantos años se caiga en el mismo error, pues oiga, eso ya no. No digo que haya que comenzar una relación estando ultraenamorado, pero desde luego que sí que hay que comenzarla (para mi) con una persona que sea algo más que un capricho. Con alguien que sea especial.Creo que un capricho se diferencia de un deseo de verdad, en la permanencia en el tiempo. Cuando “quieres” algo y lo quieres ya, si no lo consigues conseguirás otra cosa (en este caso, otra persona) con la que saciar tu antojo, sin embargo, si hay un deseo fundado, si de veras quieres a esa persona y no a la que está delante o detrás de ella, si cualquiera no te vale, entonces, sí, es porque quieres eso realmente. Porque esperarías si hiciera falta y lo importante no es la prontitud con la que lo consigas, sino conseguirlo al fin.

    Respecto a las aficiones en común en una pareja, creo que están demasiado sobrevaloradas. A mi no me importa que mi pareja tenga unas aficiones y yo otras (es más, considero enfermizas esas parejas lapa que no tienen más oxígeno que el suyo propio aislándose del mundo que hay a su alrededor).

    ¿Por qué relaciones que van mal no se acaban? Por el miedo a la soledad. En pleno siglo XXI cuando todos somos muy independientes, muy modernos, cuando se habla de la liberación de la mujer más que nunca, etc etc y la mayoría no saben estar solas. Es más, llega una determinada edad (tras pasar por la época de ir detrás de los malotes y canallas) en la que (en general) “buscan un buen chico que las quiera”. Fin. ¿Y querer? Cada vez me convenzo más que la gente no busca querer, busca que la quieran, que al final ya hasta ves parejas donde hay dos amados, porque mientras al menos haya un amante y un amado…Habrá amor. Unilateral. Pero amor a fin de cuentas. He visto a muchas más personas enamoradas sin pareja que con ella. Por eso creo tan poco en las relaciones, la mayoría me han demostrado que “están por estar”.

    Buenas dosis de autoestima, amor propio, madurez e independencia es lo que falta (para mi). Hay una frase de Erich Fromm que me gusta mucho al hilo de esto “El amor infantil sigue el principio: Amo porque me aman. El amor maduro obedece al principio: Me aman porque amo.”

    Me gusta

  3. Por cierto, perdón por extenderme tanto, pero es que me dan tanto pie a liarme a hablar xD

    Muy buen blog 🙂

    Me gusta

  4. La Niña Curiosa

    el problema no es tropezar con la piedra, si no encariñarse con ella…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: