#Gratitud

“Cuando bebas agua, recuerda la fuente.”

                   Proverbio chino

De entre todas las normas y convenciones sociales “dar las gracias” fue desde muy pequeño la que más me gustó.

Me cuesta entender las conversaciones tipo que se suelen dar en determinados lugares, lo de farandulear. Saludar por el hecho de ser visto saludando y que la gente piense: “Oh mira cuanta gente conoce”. El error en ese planteamiento es que nadie te va a estar mirando. Me cuesta entender que haya que pedir por favor las cosas a alguien que conoces. Y nunca sé muy bien la respuesta que toca cuando te piden perdón o te dicen “disculpa las molestias”. Supongo que debe ser: “no ha sido nada”.

Por encima de todo eso me sorprende que no se valore dar las gracias. Me gusta el típico intercambio de “muchas gracias”, “no, no muchas gracias a ti”. Me gusta que gente desconocida escriba para darme las gracias por el blog. Me gusta que un paciente mandé un whatsapp (a mi un SMS) para agradecerte que está mejor. Incluso me gusta la cara de la gente que te está agradecida pero no sabe decirlo, le da vergüenza. Aún me gusta más tener cosas que agradecer pero, al fin y al cabo todo lo de antes ya son cosas por las que dar las gracias. Es un ciclo.

Y después de toda esa explicación simple, el concepto algo más elevado es Gratitud. La primera persona que me hizo partícipe de ese concepto de una manera más profunda es un chico que conocí en el 15-M. Siempre había mirado con recelo ese tipo de actitudes porque me parecían “buenistas en exceso” es decir, pretendían agradecer cosas por las que yo no estaba dispuesto a dar las gracias, por cosas por las que yo no me sentía agradecido ni afortunado. No obstante hay que aceptarle que era verdad. Que ser agradecido se relaciona directamente con el nivel de bienestar. Y que hemos de dar gracias por todo lo que vivimos como “normal” y en realidad es un privilegio. De todas maneras, creo que la forma de ser agradecido no es únicamente decírselo a tu dios, dioses o a la pachamama es devolver cosas a la comunidad que sean de agradecer. Dar, siempre dar sin esperar. Es la mejor manera de formar parte de #Gratitud.

Si tenéis inquietudes relacionadas con meditación, mindfulnes, crecimiento personal y demás temas mirad la página de ese chico, un “maestro” para mi. http://www.reconecta.info/

@saval_macian (twitter)

reconecta3

Anuncios

Acerca de Álvaro Saval

Blog personal https://alvarosaval.com/ Canal de psicología: https://www.youtube.com/user/AlvaroSaval

Publicado el 12 febrero, 2013 en Crecimiento personal, Psicología, Psicología positiva, Sociedad, Uncategorized y etiquetado en , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 18 comentarios.

  1. Gracias por compartir la página !

    Me gusta

  2. Gracias por ser como eres. 🙂 muaaaaaaaa

    Me gusta

  3. Gracias por recordarme lo importante de dar las gracias.

    🙂

    Me gusta

  4. Gracias por este post. Porque no todo el mundo se acuerda de valorar lo cotidiano, lo que está ahí y odio el “no se valora lo que se tiene hasta que no lo has perdido”. ¡Venga ya! ¡Abre los ojos, valora y agradece! Creo que esta entrada ayudará a muchos a pararse a pensar en todo lo que tienen y a lo mejor convierten su día malo en un día por el que dar las GRACIAS.

    Me gusta

    • Hay más por agradecer que para quejarse. Y eso no implica perder el sentido crítico.

      Me gusta

      • El sentido crítico no se puede perder nunca 😉 Él mismo nos dará la seña de qué debemos agradecer. Criticar no es solo señalar lo malo, sino algo más parecido a “analizar la calidad” de lo que nos rodea… Si es bueno, se agradece. Si es malo, se señala el defecto para que se pueda corregir (no con afán de molestar o hacer de menos). Así lo veo yo…

        Me gusta

  5. Me ha gustado este articulo. Escribes muy claro. Buen sitio para aprender. 🙂

    Me gusta

  1. Pingback: Ellas. | Psicología del día a día.

  2. Pingback: 5 Secretos De Felicidad Al Alcance De Tu Mano

  3. Pingback: Un año de aventura | Elige Tu Propia Aventura (Sentimental)

  4. Pingback: El amor según “Lydia”. | Psicólogo en Valencia.

  5. Pingback: Vendehumos por aventurer@sentimental. | PSICÓLOGO EN VALENCIA

  6. Pingback: Capullo pasota. | PSICÓLOGO EN VALENCIA

  7. Pingback: Se atrevió a vivir de verdad, para morir sin deudas mentales pendientes. Luzma. | PSICÓLOGO EN VALENCIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: