España es una Mierda

España tiene muchas cosas buenas pero esas las cuenta Paco Marhuenda. A mi los buenismos me cuestan mucho. Empecemos:

Por encima de todas las cosas somos guerracivilistas. Dos bandos, dos países, dos mentiras que se niegan, discuten y salen a relucir en cualquier desgracia. (Repasad las opiniones del Madrid Arena) Pasan las décadas y estoy convencido de que nunca cambiará. Supongo que con esa predisposición al enfrentamiento vivimos todo lo que sucede a nuestro alrededor. Echando la culpa al “otro bando”. Pero lo importante, el axioma fundamental que explica porque somos un país de mierda es:

“No nos merecemos x” siendo x prácticamente todo lo que nos pasa.

Desde luego hay sucesos tristes. Y no voy a decir que la gente se lo merece, no lo creo. Pero hay que usar con cuidado esa frase. Sí que nos merecemos esta clase política porque votamos (la abstención es aceptar lo que hay como bueno) y le toleramos, le aplaudimos sus desmanes. Mientras sean los del partido del que somos forofos (forofo, sí, como en el fútbol). Sí que nos merecemos que se hayan gastado el dinero en infraestructuras inútiles porque la gente las pedía, las exigía. El aeropuerto en nuestro barrio quedaba guay. Si que nos merecemos la telebasura porque la vemos. Infinitos canales y el día después gana la basura, es lógico que cada vez haya más. Sí que nos merecemos la banca porque nos hacemos dependientes de ella. Le hemos concedido controlar nuestros ingresos y gastos, nuestro dinero y con ello nuestra vida.

No creo que nos merezcamos un 25 por ciento de paro con tendencia a crecer, los desahucios (deshaucios según el salvados que emitieron ayer) o la ausencia de esperanza. Pero en el fondo, el sistema somos nosotros y parece que lo queremos así.
 

Anuncios

Acerca de Álvaro Saval

Blog personal https://alvarosaval.com/ Canal de psicología: https://www.youtube.com/user/AlvaroSaval

Publicado el 19 noviembre, 2012 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 6 comentarios.

  1. TuHermanoPequeño

    Hoy he visto a una mendigo inusual, tenia pinta de ser una mujer con poco dinero pero no una drogadicta o alcoholica, llevaba un cartel, ponia “me han desahuciado y estoy en el paro” no sé si era cierto o no, el caso es q he pasado de largo y acto seguido he mirado mi cartera, en la q tenía casi 100 euros gracias a las propinas q me dieron anteayer (propinas de gente q no tiene necesidad de dinero)… me he dado la vuelta y le he dado 5 euros… habrá gente con mucho más dinero q yo q dé menos, o nada, ella solo tenía céntimos en ese cartón escrito con rotulador, las monedas q yo le he dado tenían el “valor” de un billete, cuando se lo he dado no podía ni mirarla a la cara, he seguido mi camino.

    El caso es q después de eso no me he sentido mejor, ni mucho menos, por eso te lo cuento, casi me pongo a llorar.. he estado triste, por primera vez en mucho tiempo he sentido un nudo en el estomago, y no era por un desamor, por un familiar q muere, por un amigo con el q discutes…. no, ha sido una simple desconocida la q me ha hecho casi llorar y sentirme parte de una mierda, porq por mucho q yo haya hecho eso, hay miles q han pasado de largo o q ni siquiera han leído el cartel, q han pensado q era una drogadicta, o q todo era un cuento, puede ser, pero solo quiero pensar q sin gente q hace este tipo de gestos, no solo España, el mundo sería una mierda…

    Me gusta

  2. Si, el sistema somos nosotros. Y si, esa españa de mierda, esa sociedad de mierda que tu tanto criticas tambien esta formada por todos y cada uno de nosotros. Sin embargo no estoy de acuerdo con eso de que nos merezcamos esta clase de política o que nos merezcamos que hayan malgastado el dinero en mil infraestructuras inútiles.
    Somos parte del sistema, y al fin y al cabo lo formamos todos y cada uno de nosotros pero…¿cómo salir de él? ; ¿es posible un cambio? Sinceramente, yo pienso que no. La naturaleza humana es como es, y producto de ella es el sistema en el que actualmente vivimos. Quiza, una posible solución, sería la existencia de una especie de árbitro político que tuviera un mínimo de objetividad y criterio, y fuese capaz de arbitrar (llamémoslo así) toda esta política absurda que se esta llevando a cabo ahora mismo…y sobre todo de juzgar y penalizar a todos aquellos políticos que roban o abusan del poder. Pero ¿quién ejercería como tal árbitro? ¿sería alguien capaz de ejercer como tal de forma neutra y sin ser corrupto? pues probablemente, yo vuelvo a pensar que no. Porque este también robaría, o utilizaría su poder para aumentar su propia cuenta corriente.
    Así pues, ante todo este panorama…¿qué se supone que debemos de hacer? Pues yo opino que lo mejor es no calentarse la cabeza, no rayarse tanto, y vivir de la mejor forma posible.
    La vida es como es, las personas son como son…y la política es una mierda.

    Me gusta

    • Coincido en la respuesta final. Claro que sí. Hay que vivir. Y tampoco creo que haya solución. Al menos no hoy ni mañana. Educar a la gente requiere años.

      Me reafirmo en que sí que merecemos los políticos. Los elegimos. Cierto es que la ley electoral es muy mejorable. Y que los aparatos mediáticos mueven la masa en una u otra dirección. Pero si más de 10 millones votan al PP eso es lo que hay. Nos guste o no. Han sido elegidos entre muchas opciones. Si el 40% se queda en su casa también apoya lo que salga porque no votar favorece al ganador, no es ninguna protesta abstenerse. Que sean corruptos y demás…ya lo dices tú. Eso parece que va implícito en nuestra especie. Se supone que habría que confiar en la justicia para poner controles…al final los árbitros que propones ya existen pero tampoco arbitran nada.

      Gracias por comentar y por rebatir 😉

      Me gusta

  3. Como dicen por aquí, “Casa más, casa menos, igualito a mi Santiago”. Será que de ustedes vinimos, y también todo esto culturalmente heredamos? Creo que los países son como las personas: nacen, crecen, maduran (o no). Y en algún punto hay que dejar de echar la culpa a las circunstancias, asumir lo que pasa y tomar las riendas. Pero para eso hace falta primero hacer inventario y mea culpa.
    Ante la frase “cada pueblo tiene el Gobierno que se merece” solía pensar que no. Y ahora pienso que sí. Porque por acción u omisión participamos de alguna forma. Si no hacés nada, si mirás para el costado, es como el voto en blanco: va para el que gana. Entiendo que pelearla es un gran dolor de pelotas, que cansa y que frustra (si lo sabré yo), pero es la única esperanza de generar un cambio.
    Tal vez al final de cuentas nada cambien… pero al menos lo habremos intentado. Y al menos a mí eso sigue haciéndome dormir bien,

    Me gusta

  1. Pingback: Es lo que toca. | Psicólogo en Valencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: