¿Cómo afrontar las crisis de pareja? (O dejarlas pasar)

Capítulo 5 (Capítulos anteriores)

Irene y Carlos llevan unos días “raros”. Podrían decir aquello de tenemos un problema, tenemos que hablar y otras frases tan manidas como estúpidas. Hoy no hay historia porque me alargaría demasiado.

Cuando era joven (dejas de serlo el día que la resaca no compensa el ciego) intenté sacar una cronología de las crisis. Por simple observación. Me quedo más o menos bien, de hecho algún conocido me confirmo tiempo después que había pasado por todas. El planning era así:

1 mes: la tontería ya va bien.

3 meses: cuidado.

6 meses: se nos va de las manos.

9 meses: nada pero siempre se marca para todo por aquello de que es el período de gestación.

1 año: fecha significativa.

1 año y medio: mucho tiempo.

2 años: el doble de todas las anteriores.

Luego he ido comprendiendo que crisis es siempre. El mero hecho de estar con alguien vulnera tu comodidad, tranquilidad, seguridad y, sin rodeos, todo. Lo escoges por un acuerdo social impuesto que insiste en que “lo bueno” es tener una relación (la mayoría) o porque encuentras a alguien que hace que valga la pena vivir en ese caos.

Ni crisis ni caos son conceptos negativos. Implican cambio y desorden pero nadie dijo que la vida tranquila era la mejor. De hecho para vivir (en el sentido más completo de la palabra) es necesario escapar de nuestra zona de confort e intentar que pasen cosas  no-cotidianas. Y si el amor es extraordinario es difícil encontrarlo y vivirlo de manera plácida, como si no pasase nada.

Entiendo que en ocasiones, pueden surgir conflictos. Pero creo que si hay amor se puede solucionar cualquier problema. Diría que menos las mías puedo arreglar casi todas las relaciones (aquí pondría un iconito guiñando un ojo).

“Se folla a todo lo que se mueve”, “Me humilla”, “Me pega” y otros casos que alguien preguntará ¿cómo arreglas eso? La respuesta es fácil. He dicho que tenía que haber amor, en estos casos está claro que por mucha milonga que cuente NO TE QUIERE.

Pongo imagen de mis amig@s de COACHING12 (Gente que sabe y que vale la pena). ¿La canción? Pincha en la vida tranquila.

Anuncios

Acerca de Álvaro Saval

Blog personal https://alvarosaval.com/ Canal de psicología: https://www.youtube.com/user/AlvaroSaval

Publicado el 19 julio, 2012 en Los jueves con amor, Pareja y etiquetado en , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 9 comentarios.

  1. La Niña Curiosa

    muy bueno el de hoy

    Me gusta

  2. Hablando del Macho Beta decía yo que “Que no falte la frase “Nunca dejas de sorprenderme””… Es curioso; la mayoría ve como “vida tranquila” la de formar una familia y blindarse en ella… yo veo como vida tranquila blindarme en mi soltería y, si llega alguien que me “arrebata” y me saca de mi zona de confort, muero de miedo y me pongo en plan “quenecesidá” tenía yo ahora de complicarme con esto… Y sí, siempre necesitamos a ajenos para resolver nuestras cosas: la perspectiva es un grado 😉 Gracias de nuevo por tus sabias palabras.

    Me gusta

  3. si hay amor…ese es el punto

    Me gusta

  4. El amor, sin duda la decisión mas importante en una relación!

    Me gusta

  5. Eres un genio.Vas a llegar lejos en lo tuyo.Un abrazo

    Me gusta

  6. Completamente de acuerdo con esta entrada! Que a pesar de que a veces creamos estar en una relación amorosa, nos olvidamos de que esa es la única clave. el amor!

    Me gusta

  1. Pingback: ¿Amor sin límites? (CUIDADO) | alvarosaval

  2. Pingback: ¿Cómo acabar la historia? (Parte 2) | alvarosaval

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: