¿Se puede encadenar muchas parejas? (Dependencia emocional Parte 1)

“Carlos está muy enamorado de Marta. Lo dejan. Lo pasa fatal. Carlos está muy enamorado de María, es algo especial. Lo dejan. Lo pasa fatal. Carlos está muy enamorado de Laura, de ésta sí. Lo dejan. Lo pasa fatal. Carlos está muy enamorado de Cristina, pero esta vez es amor de verdad. Lo dejan. Lo pasa fatal. Carlos está muy enamorado de Lucía, es la definitiva. Lo dejan…”

Puede que penséis que he resumido la vida amorosa de Carlos. No, solo han pasado unos dos años. Carlos es un dependiente emocional. Incluso sobra lo de emocional. Carlos es un dependiente.

En principio mientras tengas facilidad para encontrar pareja, bien por atractivo bien por conformismo (en general por ambas) no es malo que tengas esa dependencia. Vivir de novia en novia es una forma válida de vida. Los sentimientos, las emociones y ese tipo de cosas cada uno las experimenta a su manera. Hay gente que tiene muchas corbatas pues Carlos es de tener novias. Simple y sencillo.

Lo que no es necesario es contar milongas. Han sido Marta, María, Laura, Cristina y Lucía pero podría haber sido cualquiera. Porque lo que necesita Carlos es tener pareja. Le da igual todo y no le importa ninguna. Miente. Carlos miente y eso sí que está mal. Miente a cada una de ellas diciéndole cosas que no cree. No quiere estar con ellas ni lo pasa mal cuando las pierde. No. Su problema es verse solo. Porque la soledad bien llevada es mística, acogedora y encantadora. Pero si la llevas mal es un infierno. No puedes “querer” el hecho de tener una relación. Tienes que querer a la persona con la que estás en la relación.

De todas maneras  Marta, María, Laura, Cristina y Lucía, todas las que vinieron antes y las que vendrán después pueden aceptar vivir esa mentira. Mi duda es si Carlos pretende hacernos creer que está enamorado de todas. Pero sobre todo, si él mismo se lo cree.

No he querido que Irene pasase por el trago de ser una más.

El jueves hago la parte 2. Dependiente emocional estando en pareja…sí, su estado habitual.

 “Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única.”

Jorge Luis Borges

Anuncios

Acerca de Álvaro Saval

Blog personal https://alvarosaval.com/ Canal de psicología: https://www.youtube.com/user/AlvaroSaval

Publicado el 28 mayo, 2012 en Pareja y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 10 comentarios.

  1. La Niña Curiosa

    Once again… Amén hermano!!
    mi pregunta es… si estamos rodeados de dependientes emocionales… (eso es así, basta mirar a tu alrededor…) ¿quién te dice que ese no es el camino correcto?

    Me gusta

    • Ah no, si aquí cada cual se marca su propio camino. Solo digo que no puedes enamorarte 457 veces porque morirías de amor por agotamiento.
      A parte del sutil detalle de que la felicidad tiene que ser interior, no dependiente de factores externos que la harían incontrolable.

      Me gusta

      • La Niña Curiosa

        sisi, estoy de acuerdo contigo… no obstante, esa es la teoría. mi pregunta es, hasta q punto esa teoria es real? convergen de verdad teoría y practica en un punto F? pues a veces el prisma de la perspectiva ajena te hace llegar a creer q tal vez es el enamorarse constantemente lo q conduce a la felicidad en vez de buscar tu “camino”. Suena extraño acaso?

        La sociedad actual se enamora constantemente; el tener tres parejas en un mismo año significa estar a la orden del día… ¿soy yo la rara por no comulgar en el hecho como tal? ¿o es que exijo demasiado…? No sé si sabes pod ónde voy… =) (se trata también de rallarte un poco y que desarrolles más el tema…) de nuevo, enhorabuena!! 😉

        Me gusta

      • A mi el modelo “Cambio de pareja” me parece que está bien. Es válido. Pero hay que asumir que juegas a eso, a tener muchas parejas.
        No puedes querer morirte cada vez que lo dejas, si a los dos días ya te has vuelto a enamorar. Aceptas que ese es tu “camino”. Me enamoro-fin-cambio-me enamoro otra vez y que lo haces rápido. Pero ni muertes, ni dramas, ni “lo de ahora sí que es amor”…

        Me gusta

  2. tuhermanopequeño

    La idea de amor q nos vendieron nuestros antepasados tiene muchas lagunas

    La palabra “amor” no se debería de menospreciar tanto, se piede querer, apreciar, tener cariño, pero amar es un premio conseguirlo y pienso q hara falta un largo camino para llegar a ello o puede q nunca se consiga alcanzar…

    Me gusta

  3. Quizás venga bien en este contexto aquel pensamiento (se le atribuye a Álex Rovira) de que “la felicidad sólo llega cuando no somos objetos de otros sino sujetos de nosotros mismos”

    Me gusta

  1. Pingback: ¿Por qué sigo con esta mierda? (Dependencia emocional parte 2) | alvarosaval

  2. Pingback: ¿Cómo acaba la historia? (Parte 1 De lo general…) | alvarosaval

  3. Pingback: El blog en 2012 | alvarosaval

  4. Pingback: Amor, la sinrazón. | Psicología del día a día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: